';

Consejos de salud bucodental para el verano

El verano es una de las épocas del año que esperamos con más entusiasmo. Días largos, luz, descanso y diversión, pero, en muchas ocasiones, podemos dejar aparcados algunos hábitos diarios que, en todo caso, debemos mantener. Es el caso, por ejemplo, de la higiene oral y de la dieta sana y equilibrada. ¿Sabes que, si dejamos de lado estas rutinas, nuestra salud bucodental se puede ver seriamente perjudicada?

Desde nuestra clínica dental en Brenes y Villaverde, queremos explicarte cómo pueden afectar los meses de calor al estado de la cavidad oral. Asimismo, te ofrecemos algunos consejos para cuidar de la salud de nuestros dientes y encías durante este periodo. ¡Toma buena nota de ello!

¿Cómo afecta el verano a nuestra boca?

Los días de vacaciones, los cambios en los horarios, el consumo – muchas veces en exceso – de bebidas y alimentos azucarados y demasiado fríos y, por lo general, los trastornos en nuestras costumbres diarias pueden suponer la aparición de ciertas complicaciones. Si no mantenemos un cuidado apropiado de la dentición y de las encías, el riesgo de desarrollar una patología bucodental es más elevado.

En este sentido, es importante que, durante los meses de verano, se extreme la higiene oral. El aumento de las temperaturas y, en consecuencia, la posible disminución en la cantidad y la calidad de la salivación pueden implicar la proliferación de bacterias en la boca. De esta manera, la hidratación es uno de los factores clave a lo largo de este periodo. Si los niveles de producción salival se conservan estables, se podrá evitar el desarrollo de patologías como la caries, la gingivitis y la periodontitis.

Consejos para cuidar de la salud oral en verano

¿Sabes que uno de los principales consejos en materia de salud bucodental es la prevención? En verano, también. Por ello, ten en cuenta estas recomendaciones durante tus días de descanso:

  • Acude a tu dentista para realizarte una revisión completa del estado de la cavidad oral antes de irte de vacaciones.
  • Mantén tu rutina de higiene bucodental habitual. Cepilla tus dientes, al menos, dos veces al día durante dos minutos, haz uso del hilo dental y/o de los cepillos interproximales y realiza enjuagues bucales, si así te lo recomienda tu dentista.
  • Evita un consumo excesivo de refrescos y bebidas muy frías. Estos pueden provocar una sensación de dolor, intensa y breve, conocida como sensibilidad dental. De la misma manera, el pH de algunos de ellos es ácido, con lo que pueden acabar erosionando y dañando el esmalte de la dentición.
  • No olvides que debes hidratarte. Beber, al menos entre 1’5 y 2 litros de agua al día, además de consumir frutas y verduras, es importante para que la producción salival se mantenga estable.

Si sufres algún inconveniente en tu salud bucodental durante este verano, recuerda que es fundamental que acudas a tu dentista de forma inmediata. Descansa, pero ¡no dejes nunca de lado el estado de tus dientes y encías! Nosotros estaremos encantados de poder ayudarte.

¡PIDE TU CITA ONLINE!

Te confirmaremos la cita lo antes posible
RESERVAR CITA