';

¿Cuáles son las principales consecuencias del bruxismo?

El bruxismo o rechinar de dientes, que se produce normalmente durante el sueño, pero que también puede darse durante el día, consiste en la repetición de movimientos inconscientes e intensos de los músculos que participan en la masticación. Las personas que lo sufren aprietan los dientes superiores contra los dientes inferiores con un movimiento de delante a atrás y viceversa.

A pesar de que acostumbra a producirse con frecuencia durante la infancia, en este caso no suele considerarse patológico y tiende a desaparecer en la segunda década de la vida. Sin embargo, cuando se trata de un adulto, las consecuencias a medio y largo plazo pueden ser importantes.

Algunos de los factores de riesgo asociados al bruxismo son los elevados niveles de estrés o ansiedad, sufrir algún tipo de maloclusión dental, los trastornos del sueño, los malos hábitos alimenticios, el consumo de ciertos medicamentos, etc.

¿Cómo afecta el bruxismo a tu salud bucodental?

Dependiendo de la intensidad y de la frecuencia con que se produzca, el bruxismo puede causar numerosos problemas.

La consecuencia más inmediata es el desgaste del esmalte dental y de los dientes en general, pudiéndose fracturar alguna pieza. Esta erosión facilita la formación de caries y la aparición de hipersensibilidad al frío, el calor o los dulces.

Por su parte, las encías también sufren y se pueden inflamar y sufrir retracción hasta el punto de causar la movilidad de algún diente.

En estados muy avanzados, la descolocación general de las piezas puede llegar a generar un problema maloclusión dental que requiera un tratamiento de ortodoncia.

Paralelamente, en algunos casos, esta patología puede provocar continuos microdespertares durante las horas de sueño, lo que hace que el paciente no descanse de la forma adecuada y sienta cansancio durante el día.

También pueden surgir sobrecargas de la articulación temporomandibular (ATM) y los músculos de masticación, que, además, son susceptibles de causar dolor de cabeza, oídos o cuello, molestias al abrir la boca, durante la masticación e incluso durante el habla.

¿Cómo prevenir las consecuencias del bruxismo?

El bruxismo es un trastorno común que afecta aproximadamente al 20% de la población adulta. Sin embargo, como suele ser un hábito nocturno, esta afección pasa desapercibida y, en muchas ocasiones, no es diagnosticada hasta que el paciente acude a la clínica dental para una revisión rutinaria. La visita regular a nuestra clínica dental en Brenes y Villaverde es la mejor manera de diagnosticar precozmente el bruxismo, evitando que sus consecuencias lleguen a ser irreversibles.

La buena noticia es que el tratamiento del rechinar de dientes nocturno es relativamente sencillo: con una férula de descarga o aparato interoclusal podemos restablecer el equilibrio de las cargas masticatorias y disminuir la tensión ejercida en la mandíbula.

¡PIDE TU CITA ONLINE!

Te confirmaremos la cita lo antes posible
RESERVAR CITA